Casa Studio

Casa Studio representa un claro ejemplo de cómo los lugares, al igual que la memoria, se transforman y reinventan de forma constante. Sobre una casa catalogada como monumento histórico el proyecto de Void Studio se llevó a cabo dentro de una limitada área de 60 m2 y bajo la estricta supervisión y aprobación del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

La premisa de conservar las características arquitectónicas y constructivas del “estilo minero” llevó al hallazgo de una solución ingeniosa: proyectar tres niveles que se recorren en espiral, logrando así una continuidad no solo entre los espacios, sino también una transición fluida entre la antigua y la nueva construcción.

En el segundo nivel, se optó por nuestra elegante textura “Lisso”, manteniendo fielmente las proporciones y profundidades. Además, se incorporaron cuatro balcones con antepechos que reinterpretaron la morfología del primer piso, adaptándola a los lenguajes arquitectónicos contemporáneos.

Casa Studio se mantiene como un fiel testigo del paso del tiempo, formando parte de un retrato histórico donde se aprecia la continua renovación, la supremacía del cambio sobre lo inmutable y la reescritura, incluso involuntaria, de las huellas del pasado.

Proyectos relacionados